lunes, 18 de mayo de 2009

Campeón, decidido

El F.C. Barcelona se convirtió en el campeón del campeonato nacional de Liga. Lo logró tras la derrota del Madrid en el Madrigal. Con un frente menos, la emoción está en la lucha por las posiciones europeas y la salvación. El Atlético dio un paso de gigante al vencer al Valencia y el Sevilla acaricia la tercera plaza. El Sporting venció al Málaga y salió del descenso a costa de Osasuna. La victoria del Numancia sobre el Recre deja a los onubenses colistas y muy tocados, a expensas de carambolas para lograr la salvación. Betis, Espanyol y Racing están a un paso de cerrar con éxito el curso.

El Real Madrid perdió la Liga en el Bernabéu ante el Barcelona. A partir de ahí, el equipo de Juande se dejó llevar y los rivales, necesitados de puntos sacaron lo mejor de sí. El Villarreal, quien le birló la fiesta del título al Barça siete días antes, se la entregó en bandeja tras la bandera blanca emitida por emisarios blancos. Emisarios sin más, porque fueron a Villarreal como quien va un día a la oficina, con el mismo entusiasmo que se rellenan impresos. Los amarillos, quienes se jugaban mucho, sacaron su mejor fútbol con la entrada de Bruno en el campo y se llevaron un partido que el Madrid igualó por dos veces, pero que acabó regalando Casillas con un error de concentración. Con esa derrota, el Barça salió campeón al ONO Estadi y el Mallorca le hizo el pasillo, pero le ganó el convite. La relajación hasta la final del 27M cundió por Can Barça y el once de Pep estuvo compuesto por reservas, jugadores del filial y Eto'o. El camerunés, inmerso en una lucha particular con Forlán por el Pichichi y la Bota de Oro, marcó un gol pero su ansiedad le perjudicó a él y a su equipo, ya que llegó a fallar innumerables ocasiones, incluyendo un penalti. Arango y Cléber Santana remontaron el tanto inicial del camerunés. Pero en el Barça ya no vale nada más que la gran final continental.



El Sevilla decepcionó con un planteamiento timorato sin bandas y atascando el centro esperando rescatar alguna inspiración de Kanouté o Luis Fabiano para llevarse el partido. Osasuna lo hizo todo pero perdió el acierto que condena a los que juegan pero no matan. Los navarros sumaron un punto que les mete en el descenso en el peor momento de la temporada. El Sporting es quien metió a los de Camacho en el descenso con su triunfo ante el Málaga. Los rojiblancos le pusieron más pasión que su rival y se dejaron llevar por su público, que sea la situación que sea les apoya. Welington igualó el tanto inicial de Gerard pero los de Preciado no se pusieron nerviosos sabedores de que se les debía algo. Fue entonces cuando la suerte, que fue esquiva en otras jornadas, se les apareció en forma de autogol. Hélder mantiene vivo a un equipo, a una afición, a una ciudad.


El Numancia se aferró a la salvación matando al Recreativo, nuevo colista. Los sorianos le pusieron ganas y oficio a un partido que estaba destinado al empate a cero hasta que un penalti inexistente, al falta es fuera del área, dio un merecido premio a los de Pacheta y castigó al nulo ataque de los onubenses. Numancia a dos puntos de la salvación y Recre a cuatro, son los máximos aspirantes a bajar, pero faltan dos jornadas y no se rinden. Quien lo tiene prácticamente hecho es el Betis, que venció al Almería por 2-0 y le basta con una victoria en los dos partidos que quedan para sentenciar su salvación. Los verdiblancos se adelantaron gracias a un tanto de Mark González pero los de Hugo Sánchez achucharon y metieron el miedo en el cuerpo a la parroquia bética. El golazo de Arzu calmó los nervios pero un gesto feo en la celebración le marcó con pitos hasta el final del encuentro.


El Getafe de Míchel sigue jugando bien pero no acaba de rematar los partidos. En Riazor se le escapó un punto porque no supo sentenciar el partido y la permanencia. Riki marcó el empate en el 85' y mantiene la esperanza de clasificar al Depor para la UEFA. Por contra, el Espanyol dio un salto casi definitivo para lograr el objetivo. Los 41 puntos están muy cerca pero no son suficientes. Ante el Ahtlétic fue necesario un penalti inexistente para llevarse los tres puntos. Ante el Almería se podría salvar aún perdiendo.




El Racing está más cerca de la salvación, al igual que el Valladolid, aunque ninguno de los dos acaba de concretarlo. Los pucelanos llevaban siete partidos sin marcar y acumulan nueve jornadas sin ganar que hacen imposible sellar una permanencia que se imaginaba mucho antes. El Racing, pese a la victoria por 3-2 con un gol de Zigic en el 86', sigue viendo el peligro, aunque más lejos que antes. La próxima jornada puede salvar a ambos. Por último, el Atlético de Madrid tomó cierta ventaja en la carrera por la cuarta plaza. Su victoria por 1-0 ante el Valencia se fraguó merced a un penalti que se inventó Agüero, que sólo vio Mejuto González y que transformó Forlán. Aunque la derrota valencianista no fue exclusivamente debida a ese error, sino al bajo nivel exhibido por sus cracks, ayer ausentes. Ni Villa ni Mata pudieron tapar la ausencia de lesionado Silva. La semana que viene puede ser decisiva para ambos.



Tras una jornada repleta de emociones y errores arbitrales, la próxima se previene parecida. Con la Liga adjudicada, el interés se centra en los siguientes partidos: Valladolid - Sporting, Getafe - Numancia, Recreativo - Racing, Málaga - Betis, Almería - Espanyol, Villarreal - Valencia, Athlétic - Atlético y Barça - Osasuna.

BLOG DE NOVIEMBRE

BLOG DEL MES DE SEPTIEMBRE

¿De qué equipo eres?

 
template by free-web-template.blogspot.com