lunes, 15 de diciembre de 2008

Bye bye perseguidores

El Barcelona se llevó el derby en la decimoquinta jornada del campeonato nacional de Liga y ve como sus perseguidores están a ocho (Valencia y Sevilla), nueve (Villarreal), once (Atlético) y doce (Real Madrid) puntos. Por abajo todo se comprime y sólo queda descolgado Osasuna, a cuatro de la salvación.
Pasó lo inevitable, el Barça ganó el clásico y deja a los blancos a doce puntos. El partido estuvo dominado por los azulgrana pero el Madrid tuvo un par de contras que podría haber matado a los de Guardiola. La defensa blanca resistía las embestidas de Eto'o y Messi y Casillas recuperó su mejor nivel en el mejor escenario. El mostoleño le paró un penalti al delantero camerunés pero no pudo evitar que éste le batiera con el muslo en un saque de esquina ya en el minuto 82. En el descuento marcó Messi y la grada grito eso de: "Madrid cabrón, saluda al campeón". Algo que ha herido el orgullo del conjunto madridista, y la Liga es muy larga. El Atlético aprovechó el tropiezo de sus vecinos para superarlos en la clasificación diez años después, algo que les enorgullece (y empequeñece a su vez). Los colchoneros vencieron por 2-0 al Betis en un partido de poder a poder donde los verdiblancos desaprovecharon un sinfín de ocasiones. Maxi y Agüero fueron los héroes y Sergio García el villano.



Otro que podría haber superado al Madrid era el Deportivo, pero cayó con estrépito en Zorrilla. Los pupilos de Lotina hicieron un partido pésimo y encajaron tres goles, dos de ellos los mejores de la jornada. El golazo de Pedro López recuerda aquel de Nayim en la final de la Recopa y el de Pedro León es una obra de arte. Con los tres puntos, el Valladolid roza los puestos que tienen accedo a la Copa de la UEFA. Otro que navega tranquilo por la parte media-alta de la tabla es el Málaga, que necesitó un penalti inexistente para tumbar al Numancia. El colegiado, Delgado Ferreiro, apuntilló a los numantinos y Apoño transformó la pena máxima. Ya en el descuento, Baha sentenció, pero todos miraron al trencilla; unos aliviados, otros perjudicados.



Los mismos puntos que el Málaga (21), tiene el Getafe que se deshizo con mucha efectividad del Mallorca. El 4-1 fue un castigo excesivo para los baleares que vieron como a su rival les salía todo, y a ellos, nada. Gregorio Manzano achacará la derrota al penalti inexistente (piscinazo de Uche) que sirvió para que Contra abriera el marcador, pero sería mejor que aislara a su plantilla de los problemas institucionales que tiene el club. Para postre, el Mallorca entró en los puestos de descenso. Puestos de los que aún no puede escapar el Recreativo pese a su victoria por 1-0 ante el colista, Osasuna. Los navarros perdonaron en exceso y lo acabaron pagando: Colunga marcó en el '83. En este caso, Mejuto González no señaló un claro penalti sobre Daddy.



El Valencia ya es segundo gracias a su victoria por 2-1 ante el Espanyol. Los de Unai Emery tuvieron que dar la vuelta al marcador y sólo lo consiguieron ante 10 jugadores. Iturralde González expulsó injustamente a Rufete por unas manos en el centro del campo y dio alas a los valencianistas. Los goles de Albiol y Vicente dejaron en nada el tanto de Román. La mejor noticia fue la reaparición de Silva. Con los mismos puntos que los che está el Sevilla. Los de Manolo Jiménez no hacen el juego espectacular de antaño pero fueron capaces de vencer al Villarreal. El tanto de Renato en el minuto 45 y la expulsión de Llorente fueron claves en un choque que no obedeció a las espectativas creadas.


En el estadio de los Juegos Mediterráneos se vivió un partido aburrido que mereció ganar el Racing. Garay avanzó a los cántabros en el marcador con un golazo de falta, pero una pifia de Toño permitió a Acasiete empatar y salvar la cabeza de su técnico, Arconada. Por último, en San Mamés se vivió el susto de la tarde. El partido lo solventó muy rápido el Athlétic con tres goles en media hora. El Sporting no fue aquel equipo que ha sido en las últimas jornadas. En los últimos minutos, un encontronazo entre Gurpegi y Cuéllar dejó a ambos lesionados en el suelo, aunque el central rojiblanco se llevó la peor parte ya que quedó sin conocimiento y con espasmos. Finalmente, el jugador vasco sufrió un traumatismo craneoencefálico y una fractura nasal. Por su parte, Pichu Cuéllar se rompió el tobillo derecho y estará cuatro meses de baja.



Esta jornada deja a dos grandes vencedores, Barcelona y Atlético. Uno por abrir brecha al frente de la clasificación y el otro, porque ha alcanzado al grupo de cabeza. La próxima jornada, la última de este 2008, enfrentará a Villarreal y Barcelona, Real Madrid y Valencia y Espanyol y Atlético, como partidos más destacados.

2 comentarios:

DRJ dijo...

Yo no estoy de acuerdo en que el Barcelona haya dejado en la cuneta a los perseguidores. Los culés son dados a la autocomplacencia y a mirarse el ombligo, no sería la primera vez que se les escapa una liga por éste motivo. Veremos a ver en Abril donde está cada uno.

Un saludo de cibermadridista.blogspot.com

Azor dijo...

Supongo que el Real Madrid queria repetir lo de la otra vez, echarse atras salir a la contra, adelantarse y llevarse los 3 puntos. Se pudo adelantar pero no tuvo suerte, pero sin duda el Barcelona fue mejor y tuvo más ocasiones.

Un saludo.

BLOG DE NOVIEMBRE

BLOG DEL MES DE SEPTIEMBRE

¿De qué equipo eres?

 
template by free-web-template.blogspot.com